6 jul. 2017

DIRECTORES / INSPECTORES GENERALES DEL ARMA DE CABALLERÍA (56) ARTURO RUIZ SANZ


DIRECTORES / INSPECTORES GENERALES
CABALLERÍA Y DRAGONES – CAPÍTULO 56
GUILLERMO C. REQUENA


ARTURO RUIZ SANZ
[Peralta 14.2.1843 – Peralta 19.9.1908]


D. Arturo Ruiz, Coronel de Dragones de Numancia nº 11, 
luciendo ya el fajín de General de Brigada.


General de Brigada de Caballería, Jefe de Sección (Caballería) del Ministerio de Guerra, Gobernador militar de Palencia, Cruces rojas de primera y segunda clase del Mérito militar, Cruz blanca de segunda clase de la misma Orden, Gran Cruz de San Hermenegildo, Encomienda de número de Isabel la Católica, dos Cruces rojas de tercera clase del Mérito militar, una de ellas pensionada. Medallas de la Guerra civil y Alfonso XII.

Fueron sus padres el Brigadier Bartolomé Ruiz y su esposa Marta Sanz. Contrajo matrimonio con Adela Escudero Sanz, tuvieron descendencia.


CRONOLOGÍA

Fue nombrado Subteniente de Milicias de la isla de Cuba en 19 de agosto de 1852, otorgándosele el empleo de Alférez de Caballería en junio de 1855, sin haber disfrutado de sueldo ni antigüedad hasta el 14 de febrero de 1859, que cumplió la edad reglamentaria. Estuvo agregado al regimiento Carabineros del Rey hasta abril de 1860, que marchó a Cuba. Prestó sus servicios en el Resguardo de dicha isla hasta enero de 1863, que se le concedió pasar a continuarlos en la Península. Perteneció luego al regimiento de Alcántara, ascendiendo a Teniente por antigüedad en junio de 1865 con destino al regimiento de Numancia. En agosto siguiente fue trasladado al regimiento de Calatrava, persiguiendo en enero de 1866 a la fuerza del mismo sublevada en Aranjuez, a cuyo efecto se incorporó a la columna que mandaba el Teniente General D. Juan de Zavala.

Sirvió después en el regimiento de Almansa trasladándosele al de Talavera en abril de 1867. En agosto de 1868 obtuvo, a petición propia, la licencia absoluta, y en el mismo año le fue concedida la vuelta al Ejército, otorgándosele, como comprendido en el decreto de gracias de 10 de octubre el grado de Capitán. En junio de 1869 alcanzó por sus servicios el empleo de Capitán, y permaneció en situación de reemplazo hasta que al iniciarse el levantamiento carlista en 1872 se presentó al Comandante general de la provincia de Navarra para que utilizase sus servicios, siendo destinado a las inmediatas órdenes del Jefe de la brigada de la Ribera de dicha provincia, en la que operó desde primeros de mayo hasta fin de julio que volvió a quedar de reemplazo, alcanzando el grado de Comandante por los méritos que contrajo. Colocado en septiembre de 1873 en el regimiento de Farnesio, formó parte del Ejército sitiador de la plaza de Cartagena hasta la rendición de la misma, siendo premiado por su comportamiento con la Cruz roja de primera clase del Mérito militar y el grado de Teniente Coronel. En junio de 1874 se le destinó al regimiento de Lusitania, con el que salió a operaciones por la línea del Ebro, pasando en fin de julio a continuarlas en el Ejército del Centro a las inmediatas órdenes del General D. José de los Reyes. Desde noviembre siguiente prestó sus servicios a la inmediación del segundo Cabo de la Capitanía general de las provincias Vascongadas, y siguiendo en campaña asistió el 1 de enero de 1875 a la acción de Sierra Badaya; el 21 de abril, a la de Nanclares, Puebla de Arganzón y Manzano; el 5 de mayo, a la de Alegría, y el 12, a la de Nanclares, en la que se cogió prisionera a toda la partida del cabecilla Villamayor. Desde Julio del año últimamente citado perteneció al regimiento de Lusitania, continuando las operaciones en el Norte. Se encontró el 15 de Agosto en el reconocimiento hecho sobre Varasoani; el 4 de Septiembre, en el combate y toma del pueblo de Aoiz, y el 22 de Octubre en la acción de Lumbier, obteniendo el empleo de Comandante por los servicios que prestó hasta Noviembre. Subsistió en Logroño y fuertes avanzados al frente del enemigo desde el 7 de Enero de 1876 hasta la terminación de la guerra; fueron premiados sus servicios en este período de tiempo con la Cruz roja de segunda clase del Mérito militar y quedó nuevamente de reemplazo en Noviembre de dicho año. En Marzo de 1879 fue nombrado Ayudante de Campo del Segundo Cabo de la Capitanía general de Cataluña, y al pasar este revista de inspección a varios Cuerpos, desempeñó las funciones de Auxiliar de la misma, y sustituyó en algunas ocasiones al Secretario en su cometido. Sirvió desde octubre del citado año 1879 hasta mayo de 1885 en la Junta redactora de las Ordenanzas de hospitales, enfermerías y ambulancias del Ejército, perteneciendo no obstante, a varios Cuerpos de reserva. Ejerció más tarde el cargo de Secretario de la de empadronamiento y requisición de ganado. Al ascender a Teniente Coronel por antigüedad en abril de 1887 fue destinado al regimiento de Castillejos, trasladándosele en mayo al de María Cristina. Promovido a Coronel, también por antigüedad, en septiembre de 1889, obtuvo colocación en el regimiento reserva número 16, confiriéndosele el mando del de Cazadores de Alfonso XII en Junio de 1891, y al mes siguiente el del regimiento de Arlaban. Por sus servicios durante la huelga de obreros de las zonas mineras de Vizcaya en Enero de 1892, le fueron dadas las gracias de Real orden. Se le dieron igualmente las gracias en nombre de S. M. por Real orden de 22 de octubre de 1896, por haber cooperado con actividad y celo a la organización y envío de tropas a Ultramar. En octubre de 1897 fue destinado al Ejército de la isla de Cuba, quedando a su llegada a la misma a las inmediatas órdenes del Capitán general, hasta que en Diciembre tomó el mando en Sancti-Spíritus del regimiento Caballería expedicionario de la Reina, saliendo a campaña como Jefe de columna. Se encargó en marzo de 1898, en Arroyo Blanco, de la brigada que operaba en aquella jurisdicción, teniendo el 17 un encuentro en el potrero Reforma con las partidas de Máximo Gómez y Agramonte. Los días 2, 3 y 4 de Abril batió a los insurrectos en Caimán, Ciego, Bejuco, Sabanilla y Juan Pérez; el 20 sostuvo combate y dispersó a una partida en el sitio llamado Colorado, y después tuvo fuego en Blanquizar con otra partida, que también dispersó. Por estos servicios fue recompensado con la Cruz roja de tercera clase del Mérito militar, y en mayo se le nombró Jefe de la segunda brigada de la segunda división del segundo Cuerpo de Ejército, continuando en operaciones y dedicado á la conducción de convoyes. Con las fuerzas de su mando contribuyó el 1.° de Julio a impedir un desembarco que el ejército americano pretendió hacer en la costa de Tunas de Zaza, y el 2 sufrió en el fuerte y campamento de Tayabacoa el bombardeo de tres buques para proteger otro desembarco, que tampoco pudo efectuar el enemigo, otorgándosele la cruz roja pensionada de tercera clase del Mérito militar por el que entonces contrajo. Estuvo encargado accidentalmente durante unos días de su división, y concluida la guerra, siguió con el mando de la brigada últimamente mencionada hasta Enero de 1899, que embarcó para la Península, en donde quedó en situación de excedente, destinándosele en abril al cuadro para eventualidades del servicio de la sexta región. Desde abril de 1901 manda el regimiento Dragones de Numancia, núm. 11. Cuenta 42 años y 3 meses de efectivos servicios, deducido el tiempo de menor edad, y se halla en posesión de las condecoraciones siguientes: Cruces rojas de primera y segunda clase del Mérito militar. Cruz blanca de segunda clase de la misma Orden. Cruz y Placa de San Hermenegildo. Encomienda de número de Isabel la Católica. Dos Cruces rojas de tercera clase del Mérito militar, una de ellas pensionada. Medallas de la Guerra civil y Alfonso XII. [Gaceta de Madrid núm. 153, de 02/06/1901, páginas 859 a 860].

A finales de mayo de 1901, en atención principalmente a los servicios prestados en la Guerra de Cuba es promovido al empleo de General de Brigada.

En consideración a los servicios y circunstancias del Coronel de Caballería, núm. 6 de la escala de su clase, D. Arturo Ruiz y Sanz, que cuenta la antigüedad y efectividad de 24 de Agosto de 1889, y teniendo en cuenta muy especialmente sus servicios en la campaña de Cuba; En nombre de Mi Augusto Hijo el Rey D. Alfonso XIII, y como Reina Regente del Reino, Vengo en promoverle, a propuesta del Ministro de la Guerra y de acuerdo con el Consejo de Ministros, al empleo de General de Brigada, con la antigüedad de esta fecha, en la vacante producida por pase a la Sección de reserva del Estado Mayor general del Ejército de D. Francisco Olive y García, la cual corresponde a la designada con el núm. 98 en el turno establecido para la proporcionalidad. Dado en Palacio a treinta y uno de Mayo de mil novecientos uno. MARIA CRISTINA [Gaceta de Madrid núm. 153, de 02/06/1901, páginas 859 a 860]

1902-1904
Por RD de 26 de marzo de 1902 es nombrado gobernador militar de la plaza y provincia de Palencia. Recibe la Gran Cruz de San Hermenegildo. Por RD de 30 de septiembre de 1902 es nombrado Jefe de la 4ª Brigada de Caballería.A finales de noviembre de 1904 cesa en el cargo de Jefe de la 4ª Brigada.

1905
Reales decretos nombrando Secretario de la Dirección general de Carabineros al General de Brigada D. Leopoldo García Peña; nombrando Jefe de Sección del Ministerio de la Guerra, al General de Brigada D. Arturo Ruiz Sanz. [Gaceta de Madrid núm.307, de 03/11/1905, página 403].

En el mes de febrero sufre varios ataques al corazón. Fallece desempeñando el cargo el día 19 septiembre de 1908, en la localidad navarra de Peralta.




FUENTES:
BNE- Hemeroteca Digital.
BVD- Biblioteca Virtual Defensa.
BOE- Gazeta Colección Histórica.
PARES-Ministerio de Educación
BVPH-Ministerio de Educación


No hay comentarios:

Publicar un comentario